Pamelita

Pamelita era una excéntrica joven, que no creía en lo paranormal. En clase, un grupo de jóvenes que si creían en eso, estaban hablando sobre temas de fantasmas y todo eso. Pamela los miraba por encima del hombro;como si fueran bichos raros.Una chica llamada Baquita del grupo se percató de la mirada de asco de Pamelita, y se acercó a ella.

¿Oe de verdad crees en esas cosas?

En la sierra murió un hombre, y se dice que su alma no descansa en paz.
¿Te apuntas a venir con nosotros, y compruebas la veracidad de la existéncia de los fantasmas?

Claro. Pringada, no sé si me das miedo tú con esa cara de loca. Le respondió Pamelita con frialdad.

Por la noche, Pamelita , La China ,Baquita y el grupo de chicos, fueron a la sierra, y allí se adentraron en un sitio apartado de las casas de los que por allí vivían.

Tazza y Mayorga, uno de ellos, se sacó de la mochila, una ouija y una copa. La puso en el
suelo, e invito a Pamelita y a sus amigos, a poner los dedos sobre la copa que se encontraba boca abajo. Una chica dijo:

Espíritus en pena, presentaos ante nosotros, y haced creer a la incrédula Pamelita.Yo os convoco desde el mundo de los vivos, hasta la penunmbra de los lagos de fuego.

Pamelita sin quitar el dedo de la copa, miraba a la chica con desprecio.

Esto es una estupidez, dejémoslo ya ¿creeis que me voy a sustar por esto, panda frikis?

De repente un viento fuerte y frío, azotó la zona donde estaban: una luz resurgió del tablero, y una llama proveniente del centro del tablero, absorbió a Pamelita. Los demás (China, Baquita,etc.) chicos y chicas, salieron corriendo de allí, como alma que lleva el diablo.

Seis meses después, ese grupo volvió al lugar de los hechos y entre un árbol, apareció Pamelita, pero estaba quemada, con los ojos rojos intensos, su pelo mojado, y sus ropas echa jirónes. Pamelita se llevó al infierno a los chicos y chicas del grupo, que vieron como la ouija se la tragó. Los espíritus caprichosos, hicieron dePamelita un alma en pena, que defiende la existencia de los muertos y quién se atreva a insultar su memoria, se verá sumergido en un tormento perpétuo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

+
A %d blogueros les gusta esto: